CAST
|
GAL

ACTUALIDAD

Volver

 

Los proyectos Voz Natura amplían sus áreas de actuación y su impacto social


Voz Natura llegó a las aulas gallegas en 1997 como una propuesta novedosa. La Voz de Galicia y la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre animaban a los centros educativos a incorporar la educación medioambiental a su programación y a hacerlo a través de un proyecto diseñado por ellos mismos. 109 equipos fueron los pioneros y lo hicieron, la gran mayoría, con trabajos monográficos.

Ahora, 25 años después, los colegios, institutos y asociaciones participantes (365) presentan y ejecutan proyectos multidisciplinares, que abarcan infinidad de actividades distintas y con vocación de continuidad.

Frente a esta evolución en los contenidos, hay dos constantes que se han mantenido durante este cuarto de siglo: el rigor y la ambición. La mejor prueba de ello es el trabajo ganador del premio Galicia en la primera edición de Voz Natura (1997-1998). Fue el instituto de Vilanova de Arousa, que se propuso nada menos que estudiar el impacto del turismo masivo en el parque natural de O Carreirón, en A Illa. Un tema con plena vigencia hoy en día. Investigaron, realizaron encuestas entre los turistas y analizaron flora y fauna. Elaboraron un protocolo de recomendaciones que incluso el Concello de A Illa, que estaba redactando el plan urbanístico en ese momento, les pidió consultar.

Y de 1997 a 2014, siguiendo en Arousa y hablando también de premios Galicia. En la 18.ª edición el ganador fue IES da Illa con un trabajo en el que el título era una declaración de intenciones: Sementando futuro. Reforestaron en la zona de Testos, en colaboración con los alumnos del centro de educación especial Bata - Os Mecos (Baión); vigilaron 21 playas (también en O Carreirón), las estudiaron y recogieron basura; dentro del centro, trabajaron en la campaña Energía positiva, para fomentar el ahorro energético; realizaron obradoiros de naturaleza, además de cuidar su huerto, su invernadero y su jardín. «Un trabajo multidisciplinar, original, con una altísima participación, y vocación de continuidad», a juicio del portavoz del comité científico, Alejandro Díaz.

Crear comunidad
Además de crecer en áreas de acción, los proyectos Voz Natura también lo han hecho en alcance e impacto. En muchos casos han pasado de ser trabajos escolares a ser proyectos comunitarios, con las familias implicadas, los vecinos y las autoridades locales.

Un buen ejemplo es el premiado en el curso 2019-2020, el CEIP Padre Crespo de Xunqueira de Ambía. Entre muchas otras actuaciones, recuperaron el Pasal dos Pelamios que cruza el río Arnoia, un patrimonio natural del pueblo que se había deteriorado con el paso de los años. Eran poco más de 80 alumnos y sus profesores —los verdaderos héroes de Voz Natura— pero implicaron a todo el municipio: la arquitecta del Concello para diseñar organización de las piedras, también la empresa de construcción de los canteros de San Xillao (ex alumnos del colegio) para moverlas o los miembros de Protección Civil para limpiar el terreno sin peligro. Un trabajo que hasta consiguió emocionar al prestigioso etnógrafo Elixio Rivas, natural de Xunqueira de Ambía, cuando visitó la zona restaurada por iniciativa del colegio local.

Fundamental, también, el apoyo de los patrocinadores: la Consellería de Medio Ambiente, la Diputación de A Coruña, la Fundación Alcoa, El Corte Inglés y la Fundación Ramón Areces.